Contáctenos Nuestras Publicaciones Nuestros Servicios Quiénes Somos
 
 Agenda Informativa
 Actualidad Municipal
 Butaca Preferencial
 Disciplinas Deportivas
 Opinión Libre
 Pantalla de Papel
 Sociales en la Red
 Guía Internet
Usted es nuestro visitante
Buscar:
en:
 
Blog Simplemente Novelas
Portal del Estado Peruano
Fundación Peruanos Desaparecidos
Sunat
Programa Mivivienda
Acuerdo Nacional
Edición Nº 5429 - Nov. 2016
RADIO QUE INTEGRA Y QUE CURA
Por: Jesús Mariano Martín García

Madrid, 30 Noviembre 2014, (Especial para El Informante Perú).- Muchas personas encuentran en la radio la mejor medicina contra sus problemas psicológicos o sus discapacidades psíquicas. No es necesario ningún fármaco para aliviar su problema. Basta con un micrófono, un altavoz y una historia que contar para que empiecen su particular terapia contra las enfermedades mentales o físicas que les afectan.
 
Por la campaña de una conocida marca de bebidas, miles de personas conocieron Radio La Colifata. El origen de esta emisora tiene lugar en un hospital de Buenos Aires. La idea surgió en 1991 gracias a Alfredo Olivera, por aquél entonces estudiante en prácticas en el hospital. Olivera comenzó esta original terapia grabando las historias que le contaban los internos en el patio del centro. Estos relatos traspasaban las barreras del Borda gracias a su emisión en la radio comunitaria S.O.S de San Andrés. De esta manera, los oyentes podían escuchar las vivencias que se transmitían.
 
La Colifata persigue con este proyecto fomentar la aceptación y el respeto a las personas que sufren problemas psíquicos y reducir el rechazo al que son sometidos, así como ayudar a los pacientes a la integración social y a que realicen una vida saludable y digna. Además, se propone el diálogo como una alternativa al tratamiento clínico que reciben estos pacientes. Problemas con la dirección del hospital estuvieron a punto de terminar con el proyecto. 23 años después, La Colifata continúa con sus historias desde el Borda y ahora dispone de una antena propia para llegar a más público. En la emisora colaboran los internos y los antiguos pacientes que rehicieron su vida gracias a esta terapia.
 
En España también hay proyectos enfocados a la integración de las personas. Radio Almenara, situada en el barrio madrileño de Tetuán, alberga en su programación 3 programas que dan cabida a varias organizaciones que ayudan a personas con problemas de interacción social. El primero es “Radio Tarumba”, formado por la Asociación de Familiares, Amig@s y Personas con Enfermedad Mental de Moratalaz (AFAEMO). El segundo programa, “La Luciérnaga” es de temática muy similar. La idea fue promovida por la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales Área 5 (AFAEM5). En ambos espacios se tratan temas de actualidad, se realizan entrevistas y se habla de la vida cotidiana. De este modo, se intenta simpatizar con el público y que la sociedad escuche sus voces. El tercer programa es “Café con Lupa”, realizado por miembros de la Fundación Síndrome de Down Madrid con las ayudas de monitores. A través de los micros, cuentan sus experiencias y realizan entrevistas, además de sacar punta a todo lo referido a la actualidad. Otras radios de la capital española también tienen espacio para estos colectivos. Radio Vallekas tiene el programa “Lentejas…dejas” que realizan los chicos y chicas de los centros ocupacionales de personas con Discapacidad Intelectual Estar 5 y Pintor Rosales. En Barcelona, programas como “Cataluña sin Barreras” de Radio Estel permite dar voz a personas con discapacidad psíquica o física.
 
Con los proyectos mencionados, estos colectivos pueden expresar sus ideas e intentar integrarse de forma más activa en la sociedad. Las palabras que transmiten en las ondas buscan esos dos objetivos que todos los proyectos tienen en común. Que desaparezca el estereotipo que se ha creado hacia las personas con discapacidad física o mental y que las personas que padecen estos trastornos no se vean obligadas a recurrir a fármacos para soliviantar sus dolencias.
 
Con pocos medios, con una grabadora, con una historia que contar, como demostró Alfredo Olivera, se puede lograr que estos colectivos introduzcan su voz en la sociedad. De hecho, cada sábado, día que realizan la emisión, congregan a cerca de siete millones de personas al otro lado de las ondas para hacerles partícipes de sus historias. Se demuestran así los beneficios sociales y saludables que produce esta terapia con un medio tan elemental como la radio.
 
(*) Periodista
Twitter: @JMMartin37

Imprimir página Recomendar página
Ir a la página principal
Usted es nuestro visitante


© El Informante Perú - 2007. Todos los derechos reservados
Website diseñado por Informedios SRL