Contáctenos Nuestras Publicaciones Nuestros Servicios Quiénes Somos
 
 Agenda Informativa
 Actualidad Municipal
 Butaca Preferencial
 Disciplinas Deportivas
 Opinión Libre
 Pantalla de Papel
 Sociales en la Red
 Guía Internet
Usted es nuestro visitante
Buscar:
en:
 
Blog Simplemente Novelas
Portal del Estado Peruano
Fundación Peruanos Desaparecidos
Sunat
Programa Mivivienda
Acuerdo Nacional
Edición Nº 3893 - Abril 2014
LANZAMIENTO ESTRÁTEGICO...LA CAMPAÑA ELECTORAL HA EMPEZADO
Por: Oswaldo Carpio Villegas

Lima, 13 Diciembre 2009, Especial para El Informante Perú.- Los candidatos a las alcaldías y a los Gobiernos Regionales empezaron ya sus campañas, tanto los nuevos candidatos, los que pretenden recuperar un gobierno perdido así como los que van a la reelección.

Existen claves para una campaña electoral victoriosa. Una de éstas es el planeamiento estratégico, un plan de campaña fundamentado, acuciosamente elaborado, que permita obtener una victoria. El triunfo no se improvisa. Para ganar es imperativo contar con un plan estratégico.

En una campaña ganadora es importante  tener claridad sobre el objetivo político estratégico. Saber, asimismo, cuál es el obstáculo principal que se ha de superar y en función de ello, definir cuáles son los aliados, cuáles los competidores a neutralizar y cuál es el competidor a derrotar. Esto se sintetiza en la tesis milenaria: “conócete a ti mismo y conoce a tu enemigo (competidor en democracia) y ganarás mil batallas”. La investigación rigurosa es indispensable.

La estratégica política decide la estrategia general de la campaña y, por ende, la de comunicación. Eso implica que la estrategia de comunicación es consecuencia de la estrategia política.

¿Qué es un plan de campaña? Es el conjunto de acciones articuladas que se llevan a cabo para lograr un determinado fin u objetivo. La estrategia implica definir el camino que articula, integra y ordena el conjunto de acciones y que le dan un sentido. La estrategia es el hilo que une las perlas y forma un collar. Sin ese hilo las cuentas estarán desperdigadas.

Actuar sin estrategia es caminar erráticamente. El peor error en las campañas electorales es no contar con una estrategia. La campaña sin estrategia es un activismo ciego que sólo conduce a la derrota.

Definida la estrategia, es preciso, definir el mensaje político. Existe un meta mensaje, un mensaje general y mensajes específicos para cada sector del electorado con el objetivo de ganar votos y obtener el triunfo electoral. La campaña requiere de un mensaje político que seduzca y persuada al elector. No se trata de imponer. Al elector hay que seducirlo. Eso requiere saber qué decir, cómo decir,  en que momento y en qué escenario.

La campaña tiene diversas fases que responden al tiempo político y al cronograma electoral. Pero, es el tiempo político el que define las fases y momentos de la campaña.

La estrategia de comunicación se confunde a menudo con una estrategia de medios. La estrategia de medios es consecuencia de la estrategia de política y del concepto de la comunicación. La estrategia de prensa y la publicitaria se subordinan a la estrategia política y de comunicación.

En las campañas modernas, es necesario contar con una estrategia en la red de redes. Es acertado, por ello, contar con una página Web, un Blog y formar parte de Facebook, Twiter y otros medios de Internet cuya clave es la retroalimentación.

Se tendrá que definir el contacto directo del candidato con los ciudadanos.

El plan estratégico implica, asimismo, un mapa político que precise con cuántos votos se ganará la elección y en dónde se conseguirán.  Se definirá, también, los recursos para la campaña.

De todos los factores en juego, el candidato es el fundamental. Los ciudadanos votan por un candidato que encarna el mensaje, la estrategia y los sueños del elector. En consecuencia, una campaña victoriosa debe contar con un candidato que encarnará el ideal del ciudadano.

El candidato tendrá que posicionarse y diferenciarse estratégicamente de sus competidores. Si no lo hace pasará desapercibido y será olvidado. Es preciso, por ende, construir una imagen del candidato.

Finalmente, una campaña electoral victoriosa se gana, primero, en la mente del estratega. Esa es la primera victoria que se traducirá en victoria electoral cuando la estrategia se convierta en mensaje encarnado en los ciudadanos.

(*) Asesor y analista municipal.

Imprimir página Recomendar página
Ir a la página principal
Usted es nuestro visitante


© El Informante Perú - 2007. Todos los derechos reservados
Website diseñado por Informedios SRL