Contáctenos Nuestras Publicaciones Nuestros Servicios Quiénes Somos
 
 Agenda Informativa
 Actualidad Municipal
 Butaca Preferencial
 Disciplinas Deportivas
 Opinión Libre
 Pantalla de Papel
 Sociales en la Red
 Guía Internet
Usted es nuestro visitante
Buscar:
en:
 
Blog Simplemente Novelas
Portal del Estado Peruano
Fundación Peruanos Desaparecidos
Sunat
Programa Mivivienda
Acuerdo Nacional
Edición Nº 5429 - Nov. 2016
MUNDO: LOS "IDIOTAS" LATINOAMERICANOS
Por: Gregorio Iriarte o.m.i. (*)

ADITAL, 12 Marz. 2007.- Hace varios años atrás fuimos sorprendidos por un libro que cuyo título sonaba a un verdadero insulto: "Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano"... Sus autores ("Los Tres Mosqueteros" se les denominó en un primer momento) responden a los nombres de "Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Alberto Montaner y Álvaro Vargas ( hijo de Mario Vargas Llosa).

Acaba de salir una nueva edición que viene a ser, según su padrino D. Mario, "El Retorno de la Idiotez". Opinan los autores y su ilustre padrino que el código genético de la "idiotez latinoamericana" está vinculado a la prédica tercermundista, al estatismo, al nacionalismo, al populismo, a la bronca contra EE.UU., a la lucha contra el neoliberalismo…, etc.

El diagnóstico más original, propalado por Mario Vargas Llosa en la prensa internacional es la de dividir a los "Idiotas Latinoamericanos", no ya en "perfectos o imperfectos", sino, según una nueva y original nomenclatura, en "vegetarianos" y "carnívoros". Tal y como suena…

Entre los "vegetarianos" ellos encuentran a un selecto número de latinoamericanos: Lula, Michelet, Tabaré, García y hasta Ortega... En cambio, el campeón "carnívoros", con un cociente de idiotez terriblemente alto sería Hugo Chávez, seguido, en línea directa, por su discípulo más aplicado: Evo Morales.

Para los autores (alguien los ha definido como "El trío de los diletantes") los dos dogmas fundamentales sobre los cuales van a dictaminar y pontificar entre el bien y el mal, como nuevos inquisidores, está en aceptar, a pie juntillas, o rechazar la democracia representativa y el libre mercado.

Ese es el dilema. Estigmatizan y condenan todo lo que huela a estatismo sin percibir que economías tan florecientes, como las de Japón, Taiwán o Corea del Sur... han logrado grandes éxitos gracias al papel importante que ha asumido en ellas el Estado, impulsando, dirigiendo y defendiendo siempre los derechos del país. Lo mismo podríamos decir, en el momento actual y con mayor razón, de una economía como la de China, la más dinámica y exitosa del mundo, que ha logrado sacar de la pobreza absoluta, en pocos años, a más de 400 millones chinos.

Tampoco llegan a percibir los autores que, si bien el modelo neoliberal ha podido generar riqueza en algunos países, siempre ha distribuido mal esas mismas riquezas. Crea riqueza a costa de pobreza. Enriquece a unos pocos, a costa de la pobreza de muchos. De ahí la desigualdad económica creciente y la marginación y exclusión social. Si el Estado no está, de algún modo, más presente, no como dueño absoluto, sino como regulador y defensor de todo el proceso productivo y comercializador de la economía nacional, el gran capital, interno y externo, buscará ante todo y sobre todo, sus propios intereses, no los intereses del país.

(*) Teólogo, analista social e político.

Imprimir página Recomendar página
Ir a la página principal
Usted es nuestro visitante


© El Informante Perú - 2007. Todos los derechos reservados
Website diseñado por Informedios SRL